Un lugar inolvidable

Cuando los espacios han sido creados para sorprender y la emoción impregna los mas pequeños detalles es cuando se produce el hechizo de anclar una experiencia en nuestra memoria.

En un apacible recodo del Camino de Santiago, entre Burgos y La Rioja, y próximo a los yacimientos de Atapuerca, se encuentra el cautivador hotel "Valle de Oca".

Restaurado con mimo e inspiración viajera y rodeado de bodegas de diseño, villas medievales y enclaves declarados Patrimonio de la Humanidad, es el lugar perfecto para visitar su entorno privilegiado y disfrutar de un sensual y relajado descanso.

Sus luminosas y vanguardistas zonas comunes dan paso a unas evocadoras habitaciones donde las chimeneas o las bañeras de hierro fundido y la sugerente combinación de espacios, colores y piezas coloniales de África o Asia nos trasladarán a unas épocas y universos ya olvidados para volver a soñar.